martes, 20 de diciembre de 2016

Antonio San Román, bravura reflejada en colores

Hasta la finca "El Alamillo" en tierras abulenses donde pastan "los torrestrellas" de Antonio San Román me desplace la primavera pasada y pude comprobar de primera mano la belleza de la vacada que allí se cría.
Encuentro a Santi, el joven ganadero, trabajando al pie de cañón con las botas sucias de barro, en un día de viento gélido típico de estos pagos. Lejos de la imagen del ganadero "señorito" que se encuentra en el ideario de muchos aficionados.
Los animales que componen la camada de este año, responden al prototipo de su origen, con el aliciente de su variedad de capas, todo un reto la descripción de algunos de los animales.

Agradecer a Santi el ganadero que me abriese las puertas de su casa en un día de tanto trabajo en la finca. 



La camada de toros de 2016


































Los novillos, algunos con cuajo de toro, pese a lo temprano de las fechas








Este castaño será la vedette de los cercados el año que viene



 Tres burracos cada uno con su matiz



Los sementales como no puede ser menos, serios y variopintos










Las hembras, todo un despliegue de color 













Durante mi visita hubo movimiento de ganado para apartar unos toros y desparasitar los novillos que dejaron fotografías tan camperas como estas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario