domingo, 22 de febrero de 2015

Torrestrella: El encaste que creó D. Alvaro Domecq

Visitar los Alburejos, es visitar una de las fincas donde la alquimia de la bravura tiene uno de sus templos. D. Alvaro Domecq padre y ahora su hijo han sabido amalgamar las sangres de Nuñez, Domecq, Veragua y Braganza para crear un toro único y diferente, que pone a todo el mundo de acuerdo.
La camada de este año, es rica en matices y capas. Una pena que no se puedan ver correr por las calles de Pamplona los astados de este hierro. Si volverán como suelen al coso del baratillo, donde podrán disfrutar de su bravura enclasada y enrazada. La cabeza de camada podría acabar en Madrid, ojalá y podamos disfrutarlos en el coso de la calle de Alcalá.

Las fotos están tomadas en octubre del 2014 por lo que se entiende la falta de remate, pues algunos ni siquiera habían cumplido los cuatro años.

Agradecer a D. Alvaro Domecq y a su familia la amabilidad y el trato recibido. 
Agradecer a Francisco Valenzuela el que gestionase poder realizar este reportaje.

















































1 comentario:

  1. Que raro se hace ver unos domecq sin fundas... Me alegro

    ResponderEliminar